lunes, 23 de mayo de 2011

Daniel Gil

Se puede considerar a Daniel Gil como uno de los mejores diseñadores del panorama español. Su magnífico trabajo tanto en carteleria como en el diseño de cubiertas de Alianza Editorial, han sabido transformar el diseño para fomentar la cultura visual delos lectores y consumidores de sus obras. Heredero y discípulo de otros maestros como Otl Aicher, Inge Aicher-Scholl y Max Bill; que a su vez, eran hijos de la Bauhaus.

Daniel Gil transformó radicalmente el concepto de las cubiertas existente hasta el momento en España.
La utilización de imágenes claras y sencillas le dan un toque muy característico a todas las obras de Gil, esto se convierte en una constante del diseñador.

Las tipografías también se convirtieron en una de las claves a la hora de entender sus obras, no se limitó únicamente a la utilización de tipografías sin serifa, fue experimentando como podía influir en la este aspecto en la composición de la obra.

Influido por las vanguardias y por los estilos sencillos europeos de los que se nutrió durante sus viajes por Europa y la URSS, el diseñador no solo se convirtió en un observador de lo que sucedía a su alrededor, sino que también se convirtió en una figura crítica de todo ello.


Se puede decir que donde el potencial de Daniel Gil estalló definitivamente fue en su etapa de director artístico de Alianza Editorial, gozaba de una gran libertad de decisión y eso fue clave para el desarrollo de su trabajo.

Gil era capaz de crear con objetos cotidianos grandes y profundos poemas visuales. Rápidamente el diseñador fue capaz de crear su propio estilo y de convertirse en un referente del diseño español.

Gil realizó también trabajos para editoriales como Mondadori, Península o Siglo XXI.

Participó en la creación de carteles de películas como "Los días del pasado" de Camus, o en la creación de los creditos de varias series de televisión. Es el creador del primer cartel propagandistico de Herri Batasuna.

Tras 25 años en Alianza Editorial, Daniel Gil decidió acabar su etapa dejando mas de 4000 cubiertas y gran legado cultural. Las grandes instituciones de diseño no supieron valorar suficientemente las obras del diseñador, por lo que este renunció a varios premios que se le quisieron otorgar. En el año 2001, más de 400 diseñadores firmaron un manifiesto de apoyo a Daniel Gil tras su renuncia a la mención honorífica del Premio Nacional de Diseño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada